Carta abierta a el amor de mi vida, que ya se fue

Carta abierta al amor de mi vida:   
  Dicen que todos tenemos esa persona que te eleva, que te hace sentir único, especial y querido. La que crea un espacio que nadie podría ocupar y menos sustituir. 
 A ti mujer, no te estaba buscando, pero después de tantas vueltas te encontré, me di cuenta que eras tu esa persona que me haría sentir lo que los locos enamorados dicen que es el amor. Cada una de tus acciones, me llamaba a intentarlo y cada parte de ti, me tentaba a arriesgarme. Nos complementábamos tan bien, que no había que ponerle título a lo nuestro, éramos tú y yo contra este mundo tan normal y elocuente. Gritas rebeldía sin decir una sola palabra, quizás por eso me gustas tanto, quizá por eso te amo, y es que no existe ser en este mundo que se pueda comparar con la hermosura de una mujer independiente. 
    

 Me enseñaste tanto, mujer, pero tanto que, aunque ni yo mismo me dé cuenta, hay algo de ti en cada una de mis acciones. Estás en cada uno de mis ideales y en lo poquito que cabe en la mente de un hombre ambicioso y soñador, pero sin duda alguna, eres y serás dueña y señora de mis sentimientos.

  Cada una de nuestras conversaciones era una enseñanza… Era una clase con mi profesora favorita. Hablamos de la vida, el futuro, la política, la música y, claro, uno que otro chisme. Me sacaste de muchas y me rescataste de tantas; tenerte en mi vida fue un premio y tenerte de la mano fue una bendición. Al igual que la mayoría de las cosas, todo tiene su final y todo final viene con turbulencias, dificultades y dolor.

  
  La playa, el café, los paseos sin ti no son iguales, en fin, la vida sin ti no es igual. No es mala, simplemente no es igual. Lloramos mucho, pero reímos más. Aunque hoy no estemos juntos, te deseo lo mejor porque te lo mereces, mas espero que encuentres a alguien que te sepa amar BIEN, porque MÁS que yo, será imposible

 Gracias, mujer, gracias! Te amo.
Todos tenemos una persona que marca nuestras vidas, comparte este artículo y que viva el amor. 

Deja tu comentario

Your email address will not be published. Required fields are marked *